Uniforme del personal de seguridad

El uniforme produce ciertos sentimientos y comportamientos en aquel que lo viste y en aquellos que lo ven desde fuera. Puede producir rechazo, admiración, disciplina, concentración, seguridad, falta de iniciativa… Depende de la percepción del observador. De todos modos, está claro que los uniformes nunca pasan desapercibidos en nuestra sociedad. Es verdad, el uniforme es ropa. Pero es una ropa con personalidad propia. Los uniformes esconden un simbolismo que todos descodificamos al instante sin apenas darnos cuenta, sirven para mostrar los parámetros de identidad, de orden social y de necesidad de intercambio”, explica Josep Martí, antropólogo del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas). Así, las investigaciones han revelado que el uniforme del personal de seguridad tiene una influencia directa en el subconsciente psicológico de las personas, lo cual provoca emociones que van desde el orgullo y el respeto, al temor y la ira. Las personas que se desempeñan como Vigilante de Seguridad, Escolta Privado, Guardia Rural, Jefe de Seguridad, Director de Seguridad o Detective de Seguridad, debe consultar cual es la normativa vigente en materia de uniformes; incluso para quienes estén valorando la posibilidad de introducirse en el mundo de la vigilancia.

La importancia de usar los uniformes de trabajo adecuados Dependiendo del sector en el que se trabaje, se deben de tener evaluar los riesgos a los que los trabajadores se exponen para poder adaptar el uniforme en constancia. Usar ropa de trabajo adecuada ayuda a mejorar la productividad de los trabajadores, ya que los trabajadores que se sienten cómodos y protegidos son más eficientes. La importancia de los uniformes ha cambiado mucho en los últimos años, a tal punto que, en la fabricación de cada prenda usada en el uniforme se tiene muy en cuenta la funcionalidad, la libertad de movimiento, ergonomía, seguridad y comodidad. Teniendo estos elementos en cuenta se crea el mejor uniforme posible para los trabajadores.